Escritura rápida o de calidad?

Leer sobre gastronomía es mucho más que solo leer de cocina!

En la actualidad las redes sociales y las plataformas digitales nos permiten acceder a todo tipo de información de manera inmediata, conocemos hechos que ocurren al otro lado del mundo en muy poco tiempo, estamos siempre conectados y somos bombardeados constantemente por anuncios, noticias, tutoriales y un gran número de notificaciones que captan nuestra atención.digital-advertising-ep-2016

No somos ajenos a que estas herramientas llegan a consumir gran parte de nuestro tiempo y logran sumergirnos en largas horas de navegación por la web. Muchas veces estamos buscando información de un tema específico y al cabo de unos pocos minutos nos damos cuenta de que nos encontramos leyendo algo totalmente diferente a nuestra búsqueda inicial.

 

Es que se nos presentan atractivas propuestas que inmediatamente nos atrapan y nos inducen a hacer “click” en determinada publicación. Si nos damos cuenta en el mundo digital se le da mucha importancia al titular, (demasiada diría yo) se le dedica mayor cantidad de tiempo a la creación de un titular influyente que a redacción de contenido de calidad.

En plataformas relacionadas con gastronomía, tristemente pasa lo mismo, títulos como “los 5 platos para bajar de peso”, “Come esto por 30 días y verás los resultados”, “el nuevo superalimento” o “lo que debes comer para lucir como determinada celebridad” logran recibir un gran número de me gusta, compartir y comentarios, siendo que en la gran mayoría de las ocasiones el contenido no tiene relación estrecha con lo que el titular sugiere. How-to-Creaste-an-Automated-Process-to-deploy-a-new-virtual-machine

 

En internet abundan las páginas de recetas, los lectores con entusiasmo ingresan a estos sitios buscando adquirir las habilidades culinarias necesarias para replicar determinado plato siguiendo al pie de la letra el paso a paso sugerido, siendo que la gastronomía tiene una característica muy particular, para en realidad conocerla y poder aprender de ella, es necesario estar en contacto vivo y directo, en otras palabras, estar presente. Podemos ver cientos de videos y recetarios pero ¿Cómo aprendemos a que huele determinada receta? O ¿Cuál es su textura? Es necesario ver, probar, tocar, escuchar y en algunos quemarse para aprender a cocinar.

Es común que en las redes sociales se haga viral una receta o tendencia gastronómica y esta se convierte inmediatamente en motivo de noticia, cientos de enlaces empiezan a aparecer con la promesa de darnos información relacionada con esa novedad, pero en muchas ocasiones encontramos que casi que se copia y pega un contenido que gira alrededor de información poco precisa.

 

Es aquí donde el tener una opinión se hace muy importante, sabemos lo influyente que en mundo virtual es un titular llamativo o una noticia polémica, imagínense cuanto más podría llegar a serlo una publicación que exprese su opinión, que esta sea clara, tenga sus bases y fundamentos, no se crea absoluta ni definitiva, pero reconozca que tiene sus argumentos para defenderla. Precisamente por eso abunda el contenido “rápido” el que se crea en poco tiempo y que atrae al público sin generar un impacto mayor, ya que es más fácil.636026033405494427-1452671324_opinion

Desde mi punto de vista, la gastronomía no necesita más tutoriales ni “alimentos mágicos” en cambio si necesita mucha más investigación. Debemos entender que la gastronomía como ciencia se encarga de estudiar la relación del hombre con su alimentación y entorno, por lo que no se puede encasillar únicamente en las paredes de las cocinas. Esta debe salir y abrirse a temas más extensos, dejando claro que hablar de personas es hablar de gastronomía, igualmente hablar sobre sus historias, utensilios, tradiciones, territorios, climas, políticas, etc, es también hablar de gastronomía.

ff3f69d9-a994-4e53-ad9a-3ff290eef73e-d

Por último, estas tendencias y contenidos de gran popularidad en la red no tienen nada de malo y en muchos casos sirven como fuente de inspiración ya que nos ofrecen ideas nuevas. En definitiva, estos nos suplen del contenido que nosotros como consumidores demandamos, el problema es que enfocándonos únicamente en lo que genera “likes” y “cliks”, dejamos por fuera de la ecuación los temas culturales y sociales que junto a la cocina forman los grandes pilares de la gastronomía.

 

Juan Camilo Quintero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s