Gastronomía y Fin de Año

Cuando se acerca el final de un año, especialmente en los meses de noviembre y diciembre, los sentimientos empiezan a florecer por lo que hemos creado ciertas tradiciones y festividades con el fin de conmemorar hechos pasados y dar la bienvenida a un año nuevo, haciéndose presente la gastronomía como invitada de honor a cada una de estas celebraciones.halloween-c_0

Todo empieza a terminar con el último día de octubre, donde en mayor o menor medida celebramos la noche de brujas o Halloween, evento que mezcla las leyendas de tradición oral, la religión y las ideas de modernidad para crear una fiesta alegre y colorida. Durante este día los dulces son protagonistas en sus versiones tanto comerciales como caseras, en preparaciones como manzanas acarameladas, galletas, pasteles de todo tipo (especialmente de frutas) y calabazas en diferentes versiones, desde sopas y tartas hasta como elemento decorativo.

Avanzando un poco en el calendario nos encontramos con la fiesta de Acción de Gracias o Thanksgiving, la cual goza de gran popularidad en el norte de América, esta se celebra alrededor de la mesa, con una cena familiar donde se dispone un delicioso pavo rostizado en el centro como protagonista, rodeado de una gran variedad de acompañamientos.shutterstock_335079266.jpg Las familias se reúnen y los amigos cercanos se suman a la celebración para dar gracias por las cosas buenas que la vida nos ha regalado. Continuando, aparece la fiesta de Hanukkah, la cual es una celebración judía que se conoce también como fiesta de las luces o luminarias, la cual conmemora un hecho histórico para el pueblo hebreo, donde se recuerda la purificación del templo y el milagro de mantenerse encendido su candelabro por 8 días cuando únicamente había aceite disponible para uno. jelly-donutsDurante este tiempo se preparan recetas tradicionales judías como los latkes de papa, pasteles de carne, patatas rostizadas, panecillos dulces, donas y el famoso pecho de res o brisket, el cual luego de largas horas de preparación y cocción se convierte en una deliciosa preparación tan suave que se deshace en la boca.

De igual manera, el pueblo católico latinoamericano ya entrado en el tiempo del adviento realiza una celebración previa a la Navidad, con el nombre de Posadas en México y Centroamérica, donde se conmemora la búsqueda de alojamiento por parte de María y José para dar a luz a su hijo Jesús, estas fiestas reúnen a las familias, en especial a los niños, donde se comparte alimentos tradicionales como los tamales, panes dulces con trozos de frutas, chocolate y bebidas a base de maíz como el Atole. shutterstock_116732857También se golpean las mundialmente famosas piñatas, las cuales originalmente representaban los pecados capitales que el hombre ciego y por medio de la fe y buena conducta era capaz de romper, estas liberan de su interior gran variedad de dulces y pequeños regalos, lo que les hace muy populares entre los niños.

En países como Colombia durante las Novenas de Aguinaldos, se pide una gracia u obsequio al Niño Dios que está por nacer y durante esos 9 días se consumen las tradicionales natillas y buñuelos, festival-de-la-natilla-y-el-bunuelo-D_NQ_NP_927435-MCO26423794371_112017-Ftambién dependiendo de la región del país se consumen todo tipo de recetas dulces y saladas como deditos de queso, arroz de leche y pequeñas empanadas de diferentes rellenos.

Ya en Navidad o en la víspera de esta fiesta, las familias se congregan en los hogares para celebrar el nacimiento de Jesús e intercambiar regalos, los niños esperan con ansias ese juguete que desean y la cena navideña se abre paso en medio del ruido, la euforia y las deudas bancarias propias de la época para confortar a los comensales con una comida que refleja el amor con el que fue preparada, haciéndose protagonista por unos instantes gracias a su increíble facultad de poder unir a las personas a su alrededor.OLYMPUS DIGITAL CAMERA Cerrando el año, la gastronomía se une a la superstición para crear un gran número de tradiciones para augurar éxito y buena ventura en el año nuevo, se comen 12 uvas, se llenan de lentejas los bolsillos, se brinda con champagne y con una gran cena se espera iniciar satisfecho y feliz el primero de los 365 días venideros.

Si analizamos estas festividades de fin de año tienen algo en común, nos hacen pensar en el paso del tiempo. Los seres humanos somos la criatura viviente a la que más le afecta el transcurrir del tiempo ya que somos la única que se ha preocupado crear divisiones de este, formas de medirlo y diversas maneras de huirle. Recordando el pasado, escapando del presente y anhelando el futuro, usamos la comida como elemento importante en estas festividades para detener la crueldad del avance de las manecillas del reloj, dejándonos llevar por las sensaciones que cada, sabor, olor y textura nos generan.

Juan Camilo Quintero

One thought on “Gastronomía y Fin de Año

  1. Para mi estas fechas huelen a hallacas y saben a pan de jamon, la navidad no es la misma sin una ensalada de gallina y un pernil!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s