Bipolaridad Gastronómica

Cada vez que comemos nos exponemos a diferentes sensaciones, experimentamos alegría, recuerdos, nostalgia, conforte y muchas otras. Unhappy Caucasian boy eating vegetablesNuestra percepción acerca de una buena o mala comida nos generan sentimientos positivos o negativos, por ejemplo, en una invitación a cenar dónde reconocemos el esfuerzo de anfitrión por hacernos pasar un rato agradable por medio de la comida a compartir, si esta no nos gusta hace que el rato agradable pase a convertirse en un momento incomodo que quisiéramos que terminara rápidamente.

Si bien decimos que “al mal tiempo darle prisa” también buscamos extender en lo posible las situaciones que nos brindan gozo y disfrutamos plenamente. En la gastronomía hay varios alimentos que consumimos habitualmente con este fin, el de sentirnos bien y salir por unos instantes de cualquier situación difícil o mal momento por el que estemos pasando. c700x420En estos casos no comemos por ninguna de las propiedades beneficiosas que estos alimentos puedan ofrecernos sino más bien por la sensación de placer que nos generan, si analizamos productos como postres o helados en contenido nutricional son bastante pobres, en general sus aportes se traducen en grandes cantidades de grasas y azúcares que no traen ningún beneficio para nuestros cuerpos, pero compensan eso con el gozo que le proporcionan al alma en el hacernos sentir bien.

A lo largo de nuestras vidas vamos otorgándoles poderes a ciertos alimentos, a algunos les atribuimos propiedades curativas de enfermedades estomacales o de excesos de bebida, a otros los asociamos con el romanticismo y los misterios que rodean los afrodisiacos, mientras que otros los vemos simplemente como cenas o almuerzos cotidianos que sabemos que han sido y serán siempre de nuestro agrado.bacon La industria alimenticia ha anotado un golazo en ese aspecto, haciendo que en el imaginario colectivo tengamos siempre en alta estima alimentos como la pizza o el Bacon porque sabemos con anticipación que estos “saben bien”.

Día a día nos enfrentamos a diferentes opciones alimenticias, las preferencias gastronómicas son tan extensas como el número de humanos que a diario comemos, como regla general deberíamos optar siempre por esa buena comida que disfrutamos y que nos hace sentir bien, pero también existe esa buena comida que nos hace entrar en angustia y desesperación. ¿Cómo una buena comida, bien preparada, de delicioso sabor y que nos agrade nos puede generar angustia? Pues la respuesta se encuentra en el no saber cuando se pueda disfrutar de ella nuevamente. Me explico, la comida que consumimos a diario conocemos su sabor y sabemos que frecuentemente podemos matar esas ganas de consumirla, pero en situaciones nos enfrentamos a un plato de comida tan bueno, o tan raro, tan especial o incluso tan caro que no sabemos cuando tendremos otra oportunidad en la que podamos deleitarnos con el nuevamente.29312_black_truffle_pasta En ese caso las sensaciones que experimentamos mientras comemos son bastante confusas, sentimientos encontrados, lo podríamos llamar “bipolaridad gastronómica” ya que cada bocado nos da una gran satisfacción gustativa, pero al mismo tiempo significa que estamos un paso más cerca de terminar esa gran experiencia que estamos disfrutando.

Juan Camilo Quintero

One response to “Bipolaridad Gastronómica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s